¿Cómo utilizar tu pulidoras de coche?

Llevar a cabo el pulido de un coche es un método fácil y seguro aunque nunca hayas utilizado ninguna herramienta parecida podrás realizar esta técnica con éxito y lograr ese acabado perfecto que tanto deseas, esta técnica consiste en utilizar movimientos superpuestos sobre la pintura a una velocidad moderada, eliminando defectos graves y con menor importancia, mejora después de lavar con cera y elimina residuos de productos anteriores protegiendo la pintura de las agresiones del medio ambiente, esta es una de las tantas formas de utilizar pulidoras de coche.

 

Tipos de pulidoras de coche

Existen básicamente dos tipos de pulidoras de coche eléctricas:

Pulidora doble acción u orbital

Son sencillas y logran un buen acabado así no sean manejadas por un profesional, las almohadillas describen un giro elíptico y circular que genera menos calor sobre la capa de pintura a pulir, tiene menos agresividad en el desempeño y un mayor tiempo para lograr la corrección.

Pero existen muy pocos proveedores de estas pulidoras de doble y debido a todas estas ventajas entre los más populares las ofrecen algo más caras que las pulidoras rotatorias y muy pocas se adaptan a los distintos voltajes que son utilizados alrededor del mundo, algunas excepciones permiten conectarse a un transformador de voltaje.

La diferencia que tiene este tipo de pulidora con las rotatorias es que solo emplean almohadillas de espuma que son más pequeñas entre 4 y 6 pulgadas de diámetro. Estas pulidoras son ideales para las personas aficionadas con o sin experiencia, livianas y fáciles de usar que no dejan ningún tipo de marca en la pintura de tu coche confiando en que aunque no sepas usarla no ocasionará ningún daño a la pintura; sin embargo debido a su escasa disponibilidad y la de sus accesorios esta pulidora no se ha vuelto tan popular.

Pulidora rotatoria

Estas fueron las primeras máquinas que se utilizaron para realizar el pulido de la carrocería de coches y aún se mantiene esta tradición ampliamente, la almohadilla de este tipo de pulidora describe un movimiento únicamente circular que permite una distribución más uniforme de los abrasivos de corte convirtiendo la máquina en un instrumento flexible para la corrección de la pintura; sin embargo, debe tenerse presente que este tipo de giro circular genera mucho calor y si no se tiene un cuidado extremo y delicado de la pintura esta puede quemarse. La gran ventaja que posee esta pulidora es que puede emplear almohadillas tanto de espuma como de lana, las últimas poseen una mayor capacidad de corte por lo que debe usarse con cuidado, a pesar de esto son excelentes para la corrección de la pintura destacando con un acabado más nítido .