Una ingletadora (compra y compara en ingletadora.top es nuestra recomendación)  es una máquina de corte especialmente diseñada para un máximo rendimiento en cuanto a precisión en todos los ángulos y materiales que podamos imaginar. Desde madera hasta metales y se asegura un acabado perfecto indiferentemente de quién maneje la herramienta.

Lo que diferencia a esta máquina de sierras comunes es que tiene una base de suspensión en la que se asegura la pieza a cortar estáticamente. De esta forma, sin importar la fuerza, el material ni siquiera el pulso de quien maneja la ingletadora, gracias a dicha base el corte será exacto.

Manejo y uso de una ingletadora

Si estás aprendiendo a usar una y tienes algunas dudas, puede echar un vistazo a los tips de manejo y uso de una ingletadora que te dejamos a continuación

Lo más importante a la hora de manejar una ingletadora es asegurarse de tener un lugar plano y estable donde colocarla, ya sea una mesa o mueble pues aunque la pieza pueda no moverse, la herramienta en sí podría vibrar demasiado y generar un accidente si no se encuentra en un lugar estable. Asimismo, la seguridad siempre es primero por ello guantes, ropa de trabajo y gafas son indispensables a la hora del uso de una ingletadora.

Ajustar y fijar el ángulo de la ingletadora es indispensable. Podemos utilizar una escuadra o regla de precisión para medir exactamente los grados que necesitamos, algunas mesas de corte o bases de ingletadoras traen marcas de los ángulos más comunes.

Algunas ingletadoras pueden ser ajustadas también para cortar hasta 45° en el sentido contrario (izquierda). Los usos de una ingletadora incluyen cortes en todo tipo de matales, madera y más; corte de listones o cortes precisos en superficies delgadas así como cortes en ángulos que serían imposibles por una sierra normal. Incluso, con el disco correcto, pueden cortar materiales muy blandos como aluminio.

Debemos recordar asegurarnos que el disco que instalemos debe llevar los dientes en sentido en que la flecha indica en la caperuza de protección ya que de lo contrario no cortará.

Es importante también mantener limpia la ingletadora durante el uso ya que ls restos de viruta podrían trancarla. Existen accesorios de aspiración de viruta que funcionan perfectamente pero en el peor de los casos puede hacerse manual. En los mejores casos, existen ingletadoras que incluso traen una guía laser que indica dónde cortará la herramienta, esas son de última tecnología. Para entender mejor los tipos de ingletadora te las describimos a continuación:

 

Tipos de ingletadora

Ingletadoras de motor

Funcionan a través de un motor eléctrico que hace girar el disco y corta prácticamente sin esfuerzo para el usuario. Este tipo de ingletadoras de motor son las más comunes en el mercado y según el nivel de tecnología pueden ser:

  • Básica: permite trabajar por debajo de la herramienta, es el modelo elemental. Es necesario ajustar bien la pieza a cortar.
  • Telescópica: puede cortar material más ancho que la básica, pero de resto es más o menos igual.
  • Con mesa: trae una meseta incluida como parte de la estructura que permite trabajar tanto por debajo como por arriba de la herramienta.
  • Telescópica con mesa: todas las mejores características de las demás ingletadoras en una sola, se utiliza para realizar los trabajos que requieren de máxima precisión como listones o rodapiés.

Ingletadoras manuales

Las ingletadoras manuales las que se utilizaban antes de que aparecieran las de motor y están casi obsoletas en el mercado, sólo los que buscan economizar y los que ya poseen una desde siempre las utilizan (mayormente para trabajos de piezas pequeñas). Esto se debe a que funcionan como una sierra común pero unida a una base que sostiene la pieza, que debe cortarse manualmente pero gracias a la sujeción firme de la base garantiza un acabado muchísimo más preciso que una sierra suelta. Sin embargo, son sumamente trabajosas para el usuario.